martes, 16 de marzo de 2010

3.3.4 Sistema circulatorio cerrado

Cuenta con un líquido circulatorio o sangre; la cual se encuentra en vasos definidos o en cámaras bien delimitadas; y así el intercambio de materiales se produce en zonas especiales del sistema, como los lechos capilares. Al estar separada la sangre de los líquidos intercelulares, los lugares de intercambio dan mínima resistencia a la difusión; por esto, los capilares tienen en su mayoría paredes membranosas, de una sola célula de grosor. Los organismos que por lo regular lo presentan son los animales que presentan tienen compartimientos celomáticos espaciosos o bien desarrollados, como los anélidos, equiúridos, los foronídeos y los vertebrados. Se necesita energía para mantener un líquido en movimiento a través de un sistema de conductos. Así es como bastantes invertebrados con este sistema dependen, para mover la sangre, de los movimientos corporales y de la presión celomática sobre los vasos, que frecuentemente tienen válvulas antirretorno, En varias ocasiones este proceso se completa por músculos de la pared de los vasos, que se contraen con ondas peristálticas. Además a veces hay áreas contráctiles, fuertemente muscularizadas, a lo largo de ciertos vasos; son las llamadas corazones, o más apropiadamente dicho vasos contráctiles.

Photobucket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada