martes, 9 de marzo de 2010

2.4 Desarrollo de las capas blastodérmicas

Una de las características principales utilizada para definir la complejidad de un animal es la presencia o ausencia de tejidos verdaderos.Los tejidos son agregados de células, morfológica y fisiológicamente con funciones especificas.

Los protistas no presentan tejidos ya que solo están como células individuales o formando colonias.

Dentro de los metazoa se pueden dividir en tres niveles menores de acuerdo a su grado de complejidad como lo muestra la figura.



Las capas de tejido primario de los Eumetazoa son llamadas capas u hojas germinales a partir de la formación de estos tejidos se originan los órganos y sistemas.Estas capas germinales formadoras de los tejidos embrionarios son ectodermo y endodermo, donde el primero da origen al endodermo.

Los organismos que presentan estas dos capas se llaman diblásticos mientras que, los organismos que llegan a desarrollar una tercera capa (mesodermo) se les denominan triblásticos.En los organismos triblásticos el mesodermo permitió la formación de cavidades lo cual le permitirá que los órganos estén separados de su capa corporal, en dicha capa se encuentra solido o liquido (celoma).

En los metazoos triblásticos se conocen tres grados de complejidad de acuerdo al celoma.

Acelomados: tienen la cavidad pero no poseen celoma (liquido), donde el mesodermo forma una masa solida llamada mesénquima.Los organismos acelomados son los plathyelminthes.

Celomados: es un tubo dentro de otro tubo se desarrolla la cavidad llena de liquido (celoma); además de peritoneo que es una capa que lo delimita.Ejemplo de estos organismos son anélidos, equinodermos y moluscos.

Blastocelomados: poseen cavidades que no se forman a partir de mesodermo y por consiguiente no están delimitadas por peritoneo, estos espacios son restos de blastocele embrionario. Rotíferos y gusanos redondos son ejemplo de organismos Blastocelomados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada